VACUNAS

Por regla general, las vacunas no tienen un efecto inmediato en el organismo, sino que precisan un tiempo variable para que el sistema inmune del viajero desarrolle los niveles protectores adecuados. Si a esto añadimos la exigencia de varias dosis en la primovacunación de algunas vacunas, para que un viajero emprenda su viaje debidamente protegido es recomendable que se inicie la vacunación o, cuando menos, que reciba la información necesaria, como mínimo con 4-6 semanas de antelación a la fecha de partida.

Presentamos algunas vacunas recomendadas de forma general y para simplificar un poco las cosas insistiendo en que la vacunación en el viajero internacional debe ser siempre considerada de forma individual. En todo caso será el médico del Centro de Vacunación Internacional el que estudie cada caso particular y el destino del viaje y determine las vacunas recomendadas para cada persona.

FIEBRE AMARILLA

La única vacuna considerada obligatoria y sujeta a reglamentación internacional para viajar a Benín es la vacuna de la FIEBRE AMARILLA.

Benín exige la vacunación de fiebre amarilla como requisito de entrada.

Se administra en una dosis única de 0,5 ml por vía subcutánea. La inmunogenicidad de la vacuna alcanza tasas de seroconversión próximas al 99% a partir del 7º-10º días tras la administración, persistiendo durante, al menos, 10 años, a pesar de que los anticuerpos pueden mantenerse por períodos superiores a los 25 años.

MALARIA

El agente infeccioso es trasmitido a las personas por la hembra del mosquito Anopheles.

Para evitar el riesgo de picadura de insectos se recomienda a los viajeros:

 

Dormir en cuartos con aire acondicionado o telas metálicas (o similares) en las aperturas (dependiendo de la zona las precauciones serán mayores o menores)

 

Usar insecticidas para eliminar mosquitos de las habitaciones

Usar prendas de vestir que protejan el cuerpo, brazos y piernas (mangas largas, pantalón largo, etc) al aire libre sobre todo luego de la puesta del sol y al amanecer

Usar en zonas expuestas del cuerpo sustancias para repeler los mosquitos.

Al no existir vacunas contra la malaria, la prevención de esta enfermedad debe hacerse con medicamento (quimioprofilaxis).

El tratamiento preventivo contra la MALARIA es recomendado.

Existen varias profilaxis para el tratamiento de la Malaria. Los más conocidos son el MALARONE y el LARIAM.

Se recomienda el MALARONE, puesto que el Lariam es más fuerte y en algunas personas tiene efectos secundarios.

En todo caso, el médico del Centro de Vacunación Internacional es el que tiene que informar a cerca de estos tratamientos y la responsabilidad última es del viajero.

El tratamiento de la malaria es prescrito en los Centros de Vacunación Internacional autorizados por el Ministerio de Sanidad y Consumo. Posteriormente hay que acudir al médico de atención social primaria, para que realice la receta, y así, que se aplique la subvención de la Seguridad Social.

 

CENTROS DE VACUNACIÓN INTERNACIONAL EN MADRID

Centro monográfico de salud internacional (Ayto. Madrid)

Calle Montesa, 22, edificio A, pl.baja (Metro Manuel Becerra, Lista, Diego de León).

mspinternacional@munimadrid.es

Tlf de citación: 91 588 59 60 / 91 588 51 80 / 91 588 59 49

Centro Vacunación Internacional (Ministerio Sanidad)

Calle Francisco Silvela, 57, 1ª planta

www.map.es/ministerio/delegaciones_gobierno/delegaciones/madrid.html

Tlf de citación: 309 18 43 / 91 309 19 26 / 91 272 94 35 / 68

Hospital Carlos III

Calle Silesio Delgado, 10

Tlf de citación: 91 453 26 72 / 27 80 / 91 453 25 00