SAVALOU

Villa construida al pie de una cadena montañosa. Está situada a 239 kilómetros de Cotonou.  Es la ciudad de los Mahís.

El reino de Savalou fue fundado en 1557 por Ahossou Soha. Actualmente es considerada como una ciudad de carácter rural, llena de vestigios históricos que reflejan y dan fe de su antiguo poder real y anciana aura como círculo de mando.

En continua evolución, Savalou conjuga con armonía tradición y modernidad. La ciudad ha sabido preservar su patrimonio histórico y medioambiental y ofrece a los visitantes la posibilidad de descubrir la cultura y la tradición Mahi en un entorno adaptado a las necesidades de hoy en día.

 

EL PALACIO REAL (le palais royal)

El rey AHOSSOU SOHA GBAGUIDI I (1557-1618) funda el reino de Savalou y crea la dinastía de los Gbaguidi. Él construye este palacio en el lugar en el que sacrifica a una de sus hijas con el fin de proteger espiritualmente el reino naciente.

Cuando muere, los regentes y reyes que le suceden han construido, cada uno, un edificio en el palacio, sede del poder político, religioso  y administrativo del reino.

Ellos vivían allí con su corte. Sus tronos y altares portátiles se conservan y tienen ceremonias regulares de sacrificio y liberación.

 

MONUMENTO AL REY SOHA (le monument du roi SOHA)

Los reyes que reinaron en esta región se encuentran en la línea de los Gbaguidi, que literalmente significa “líder fuerte”. Este nombre fue dado al primer rey en 1557, después de que domesticase un búfalo, animal que simboliza la brutalidad salvaje.

A las puertas de la ciudad, se puede ver una gran estatua de barro cocido en el centro de un parque que representa a este rey. Esta línea fueron reyes aliados de Abomey (capital histórica y cultural del prestigioso reino de Dahomey). Esta dinastía se encuentra vigente todavía ya que el rey actual es Gandjegni Awoyo Gbaguidi XIV.

 

SANTUARIO FETICHISTA DANKOLI (le voudoun DANKOLI)

En la salida de Savalou se encuentra el santuario fetichista Dankoli, el más sagrado de la religión vudú. No es un lugar turístico sino un lugar de culto real.