El proyecto de creación de una moderna flota de 300 taxis iniciado por el gobierno del presidente Talon en el marco de la creación de una capital moderna ha comenzado con su primera fase.

El 3 de julio de 2017, 50 de los 300 vehículos, se han puesto en marcha en las calles de Cotonou y se han formado a 300 jóvenes para este propósito. Según su director general “el proyecto Benín Taxi es uno de los aspectos esenciales del programa de acción del gobierno en el sector del desarrollo de turismo”.

Los vehículos son modernos (dentro de un contrato de crédito con la cesión del coche al conductor tras la devolución del coste de compra), climatizados y dotados de una tecnología de última generación para revolucionar el transporte urbano, sobre todo el transporte de turistas que visiten Benín.

Estos vehículos electrónicos son coches inteligentes. Están conectados a una gestión de Traking profesional que ofrecerá la información necesaria directamente en las tabletas que están en el interior.

Assane Séibou, director general de Benín Taxi ha declarado que “Cuando se coge uno de nuestros taxis, el taxista no tiene necesidad de regatear. Cuando vais a Fidjrossè, por ejemplo, las zonas están marcadas junto con las tarifas”. Otro aspecto favorable del proyecto es la facilidad del cliente de llamar al taxi más cercano. Un número gratuito, el 130, se ha puesto en marcha con este objetivo.