LOKOSSA

En la ruta que lleva a Abomey, se puede hacer un alto en el camino y parar en Lokossa. Ciudad situada a 104 kilómetros de Cotonou, capital del departamento de Mono.

Lo más atractivo de la ciudad es el mercado, que se instala cada cinco días y que está lleno de vitalidad y colorido.

Desde Lokossa se puede acceder al Lago Ahémé, un lugar maravilloso. Se puede pasar la noche en Bopa y Possotomé, localidades que se encuentran fuera del mundanal ruido y son un destino perfecto para disfrutar del verdadero ambiente tropical africano.

Para acercarse al mundo del vudú, hay que visitar el Templo Fetiche, en Bopa. También se aconseja viajar a las Fuentes Termales de Possotomé y recorrer los encantadores pueblos de pescadores que se encuentran en la zona.

EL MERCADO NESTOR DE ALMEIDA (le marché Nesto d´Almeïda)

Gran mercado regional muy animado. Se pueden comprar productos alimenticios y artesanía local.

LAGO AHEMÉ (lac Ahemé)

Uno de los rasgos de África Occidental es que sus lagos se encuentran principalmente a lo largo de la costa y no hacia el interior. Se forman, geológicamente, por las fuentes corrientes de arena que barren el golfo de Guinea y el bloqueo del acceso al mar de los numerosos ríos que drenan las tierras altas.

Esto sucede en el río Kouffo, que pasa a través del Lago Ahemè.

ATCHANHOU

Pequeña localidad de 1000 habitantes situada entre Lokossa y Athiémé, acoge todos los años durante la primera quincena de agosto una fiesta de reencuentro de todos los Ashanti de Benín.

Muy colorida y con muchos cantos y danzas, la fiesta dura tres días y es presidida por el sucesor al trono de Benín, que es coronado al final de la ceremonia por el representante personal del rey de los Ashanti venido desde Ghana.